3. KOH LANTA

31 de mayo de 2013

“Estrella y playa, el sonido del bravo mar, la inmensidad del mundo reflejaba en el brillo de los ojos. El mundo sonríe, las olas cantan y bailan al son de la luna.”

“Estamos en Koh Lanta, una isla salvaje al sur de Tailandia en  Lanta Clayzy House, una guest house hecha de barro. Trabajábamos cuatro horas diarias y a cambio nos proporcionaban una comida y un lugar donde dormir.

Hay mochileros de todos lados. Se siente el buen rollo, el lugar es espectacular. Estamos en la jungla a 100 metros de una espectacular playa. ¡Esto es el paraíso! “

lanta clayzy house lanta-clayzy-house-1

( Más fotos aquí)

El dueño del sitio era un Tailandes llamado Neng neng, muy majo y abierto. Su objetivo era construir un albergue hecho principalmente de barro. Durante nuestra estancia allí estuvimos ayudándole. Limpiábamos el sitio, hacíamos barro para luego usarlo en las paredes, hacíamos caballones para poder plantar y estuvimos ayudándole también con las construcción de un horno de leña.

Todas las tardes nos acercábamos a la playa, que estaba a unos escasos minutos andando, para ver el atardecer. Era espectacular la paz que dan los rayos anaranjados del sol ocultándose por el horizonte del azul mar. Recuerdo los acordes de las guitarras amenizando las noches, las risas, la gente, los juegos. Los baños en el mar con la luna llena. El karaoke.

Todo era idílico. Conocimos a mucha gente y vivimos muchas anécdotas graciosas.

Clazy house, Koh lanta, Thailandia.

Clayzy house, Koh lanta, Thailandia.

Pero no todo podía ser tan perfecto, a las tres semanas de estar allí yo empecé a sentirme horriblemente mal. La verdad de estar en la jungla es que esta infectada de mosquitos entro otros insectos y parece ser que el antimosquitos era ineficaz.

Un día me desperté con un dolor descomunal en todos los huesos y músculos de mi cuerpo, era incapaz de moverme, tenía una fiebre altísimas y sentía como si tuviese 5000 Kg encima de mí. Habíamos escuchado de que había una oleada de Dengue por la zona. No tuve que atar muchos cabos para darme cuenta de que lo había contraído. Ese día cambio la película…

Y yo estaba sin seguro médico…

Para los que no sepáis que es el Dengue clicar aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: