1. Llegada a Tailandia, Bangkok.

Tras un largo tiempo en India, fuimos a Tailandia. Esto es lo que escribí en mi diario:

“23 de mayo de 2013 ( Voy en el trayecto que une Bangkok con Koh Samui )

 Hace ya tres días que llegamos y nos hemos dejado embaucar totalmente por las comodidades de este país. Un país limpio, organizado, moderno y exótico.

Estos días en Bangkok no hicimos demasiado. Fuimos a un cable sky a hacer wakeboard, sabíamos que los cable sky en Tailandia tienen mucha fama y ya que estábamos aquí queríamos probar uno. Nos agujereamos la nariz, nos hicimos un septum. Hicimos algunas compras y salimos de fiesta, pero lo que más hicimos sin duda, es recorrer khao shan road. Khao shan road es una calle muy atractiva para los turistas, movida y llena de gente joven con ganas de pasarlo bien.”

Khao San Road. Foto de Google

Khao San Road. Foto de Google

Por remarcar un hecho que nos sucedió en Bangkok, Cristóbal se encontró 20.000 bath, que al cambio son unos 550€. Tras el hallazgo, él no se encontraba bien con este dinero. Decía que le quemaba en el bolsillo, que no le pertenecía y fue a ver si  encontraba al dueño para devolvérselo. Allí había una señora. Cristóbal le pregunto si el dinero era suyo. Ella pareció no entender mucho pero dijo que no era suyo. Tras esto nos alejamos unos 100 metros del lugar, pero aún así, Cristobal se encontraba intranquilo y decidió hacer otro intento. Regresamos, pregunto por las tiendas del alrededor y viendo que nadie respondía por ese dinero, pensamos en quedárnoslo definitivamente, que sería un regalo del destino.  Estábamos ya haciendo planes de que íbamos hacer con él; comprar una cámara de fotos que haga video para ir grabando nuestras aventuras, darnos un buen festín, comprarnos unas tablas de surf al llegar a Bali, etc… De repente llegó la señora a la que Cristóbal le había preguntado al principio y esta decía que el dinero era suyo. No la creíamos, pero luego nos enseño un recibo del banco del dinero que había sacado y eran exactamente 20.000 bath, cifra que era difícil que supiese. Además estaba bastante alterada y las lagrimas le empezaban a brotar por las mejillas. Le devolvimos nuestro deseado botín. La señora que no entendía mucho inglés nos acusó de ladrones y nosotros intentamos explicarle que sólo queríamos hacer lo correcto, y por eso habíamos regresado, para dárselo. Ella pareció no entenderlo muy bien, pero bueno, habíamos hecho lo correcto. He de confesar que se nos hizo bastante duro. Pasamos varias horas, incluso días pensando en el suceso. Lo de tener un presupuesto bastante ajustado, a tener la ilusión de tener algo que nos permitiese ir más holgadamente, no lo llevábamos muy bien. Por ello sacamos la conclusión de que no vale de nada construirse un castillo de naipes, que teníamos y tenemos que vivir en el presente.

“Ahora vamos a Koh Samui, una isla que según pone en los foros es de mochileros. Pasaremos cuatros días allí. El sábado es la fullmoon party y ya que estamos cerca vamos a ir a ver que se ofrece. Tras eso imagino que iremos a alguna granja a trabajar*. Estos días nuestro capital hecha fuego”

*Usábamos una pagina llamada www.workaway.info , donde nos poníamos en contacto con gente para trabajar a cambio de un sitio donde dormir y una comida al día. La mayoría eran granjas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: