Delirios

Libres como sueños que vagan en el caos. Veloces y potentes como la atracción cósmica que sustenta todo mágicamente. Hay días en vano, y vanidad en los días. Locos, fisgoneando nuestra realidad en busca de una ocupación que nos mantenga atados a esta feroz existencia. Cada vez que pienso que estoy vivo me atraviesa un escalofrío de placer por todo el cuerpo. Los segundos surcan nuestra percepción raspando poco a poco parte de nosotros, limándonos lentamente, desgastando, puliendo nuestro ser.

Me fío del tiempo y espero que sea capaz de ponerlo todo en su sitio. Todo cae en picado a una velocidad salvaje que destroza y destroza. Preguntas y más preguntas. Que desalentador es todo. Mi corazón que me exclama. – ¡Ama, ama!. Y yo prostituyo mi alma con licores, abriendo brechas donde caben dudas que me imploran respuestas. Mis vanidades flotan en la nebulosa de mi mente, la divertida nebulosa. Es duro saber que se tiene miedo. Es duro saber lo que te hace feliz y no hacerlo.

El sol brilla. La avalancha de rayos tan tangibles surca rincones, buscando ser recibidos. Hay está mi ventana, traslúcida, permitiendo el paso de la luz, dando la bienvenida al nuevo día.

El sol brilla. Ojalá hoy sea el día en el que nos demos cuenta de que felicidad y comodidad no son la misma cosa.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: