1.Llegada a la India

Poco a poco iré abriendo nuevas páginas en el Blog. Hoy comienzo una dedicada a los viajes donde contaré anécdotas, vivencias y experiencias.

Para abrir esta sección he pensado en poner lo que escribí en la primera página de mi diario de viaje cuando decidí partir a la India con sólo el billete de Ida.

El viaje lo hice con un amigo, Cristóbal. No habíamos preparado nada del viaje y nuestra intención inicial era quedarnos en la India una larga temporada, pero luego las cosas no son como se planean…

“21 de abril de 2013, Thiruvannamalai, Tamil nadul, India.

Madrid fue el último retrato de occidente que pudimos apreciar. Bien nos regocijamos en su comodidad, comodidad que más de una vez hacía divagar la mente en dirección a la pregunta “¿Por qué me meteré yo en estas odiseas?, con lo bien que se está en la cama o en el parque disfrutando de la compañía de los amigos.”

Muchas son las ideas, preguntas, pensamientos y sentimientos que nos habitan desde que decidimos emprender este viaje. Un viaje que hacemos de corazón con la esperanza de convertirnos en hombres.

Sabemos que no va a ser nada fácil y de hecho no lo está siendo, llevamos muchísimas horas de viaje a nuestras costillas, el sentimiento de nostalgia en nuestra mente y el respeto en cada uno de nuestros pasos.

Ahora yacemos en unas rocas cerca de la cueva de Sri Ramana Maharsi. Hemos estado un tiempo buscando un sitio donde acostarnos y tras ver varios lugares sin mucho convencimiento, nos vino la idea de encender un fuego y esta intención fue la que nos trajo hasta este lugar.

Hemos encendido el fuego que nos ha dado algo de paz y seguridad. Nos ha quitado un poco los malos pensamientos que traíamos, el miedo de la primera noche y aunque aún estemos en esta bien sabida que será larga primera noche, creo que andamos con mejor pie que anteriormente. Hemos hecho la promesa de no beber ni comer hasta el amanecer para ofrendar ese acto a la montaña sagrada de Arunachala y también pedir permiso a estas tierras.

La aventura ya ha comenzado. El universo encima de nosotros nos recuerda nuestra intención. Los acordes de mi guitarra suavizan nuestros sentimientos, pero ambos sabemos que ninguna guerra es fácil y en este caso hemos elegido ser guerreros.”

Imagen

Anuncios

Un comentario

  1. mas mas maaaas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: